sindartecuenta

Sin darme cuenta, soy Mora Rozycki

A veces escribo cosas en www.twitter.com/mori_rozycki y me trato de escapar hacia alguna otra realidad.

Mamá.

Escrito por sindartecuenta 24-07-2018 en 2018. Comentarios (0)

Creciste rodeada de miradas

hoy casi todas, sin poder encontrarlas.

Te viste atrapada,

en un sueño sin alas.

La vida es injusta

y a vos te lo demostró más que nada,

que la vida es dura,

y vos lo sabes más que ninguna.

Nadie te ayudó a llegar donde estás,

a nadie le exigiste consideración de más.

Nadie supo lo que en tu cabeza pasaba,

y a nadie le juzgaste el dolor que les faltaba.

Mujer llena de magia,

la que se levantó y creció

cuando ya nadie la miraba,

la que con fuerza, creó sus propias alas

la que con amor, le dio a dos hijos

todo lo que a ella le faltaba.

Brillas; tanto

Brillas; como nadie

Brillas; mamá.

Te tocó ser mujer.

Escrito por sindartecuenta 24-07-2018 en 2018. Comentarios (0)

De chiquita una señorita

que juega con las muñequitas

que calla, para quedar educadita

Te tocó ser mujer,

que complace el deseo de los demás

manteniendo el placer de los que están atrás,

para no ser un "machito" más

Te tocó ser mujer,

con actitudes de princesa

mirando desde afuera 

como juegan a la pelota,

mientras a vos te peinan

Te tocó ser mujer,

y jugar a ser mamá

a limpiar

a educar

Te tocó ser mujer,

y salir a caminar

escuchando qué opinan de tu cuerpo

todos aquellxs que no saben respetar

Te tocó ser mujer,

en un mundo del revés

donde el respeto se lo merecen

lxs que con agresiones te culparon otra vez

Te tocó ser mujer,

aprendiste a serlo

elegiste ser mujer,

porque quisiste serlo

La que era histeriquita

la que callaba

la que aislaste 

la que caminaba con miedo

la que agrediste

la que violaste

y la que mataste

todas, van a volver

Juntas de la mano,

aprendieron de la sororidad,

ayudándose una a la otra, 

mañana van a gritar:

"Ni una menos, 

                        ni una más".


Su sonrisa.

Escrito por sindartecuenta 26-06-2018 en 2018. Comentarios (0)

Conocí su sonrisa la primera vez que lo ví

y tímidamente la escondió

siendo sincera,

no le preste mucha atención.

La segunda vez, 

la causé yo

no recuerdo bien que dije o hice

pero la provoqué yo.

Las siguientes veces,

no podía dejarla de mirar

y aunque a esos labios ya los conocía,

los quería volver a besar.

Extrañamente un día lo miré bien

noté que tiene unos ojos color café

y, que en conjunto con su sonrisa,

le quedan bien.

Hoy la volví a ver

después de unos meses

y como por primera vez,

me enamoré.

Y denuevo pensé

en esos ojos,

en esa sonrisa

que juntos se veían bien.

Por un momento volví hacia atrás

imaginándome como hace tiempo,

que yo a esos labios quería besar

y ahora estoy de ellos sin poder escapar.  


Antes de la muerte, después de la vida.

Escrito por sindartecuenta 08-05-2018 en 2018. Comentarios (0)

Pasé un largo tiempo tratando de hacer una abstracción acerca del ciclo de la vida sin cometer ningún error y dejando qué pensar. Posiblemente no tenga todavía la respuesta y espero que ustedes en algún momento, en algún lugar, tiempo y vida, puedan responderla. Y de no ser así, entonces se catalogará en una duda existencial más que nos hace capaces de reflexionar acerca de qué somos, qué fuimos y qué seremos.

Hay una pregunta que siempre nos hicimos, hay una pregunta que siempre nos hicieron, y, si no fuera ninguno de los casos, hay una pregunta que tarde o temprano aparecerá. Porque sí, porque siempre va a llegar una situación cercana o lejana a nosotros y a nuestra realidad que la va a formular.

Así que, en algún momento, y en algún lugar ¿hay vida después de la muerte?

Sacamos conclusiones relacionando nuestra vida con la de los demás, porque si hoy estás acá, es porque hace un tiempo atrás otro ocupaba tu lugar. ¡Y qué pequeños nos sentimos cuando caemos en la realidad!

Cuando todo esto termina, hay un comienzo de otra. O cuando una empieza, otra llega a destino.

¿Llegar a destino? ¿A cuál?

Ahora voy a preguntarte algo distinto, que ojalá rompa con este esquema en donde hay un principio, y un final.

¿Hay vida antes de la muerte?

Antes de morir, antes del fin, ¿hay vida? Y a esa vida, ¿la viviste?

Si el tiempo no existe, y es sólo una manera objetiva de definir y clasificar a esto que pasa y no para, si en verdad lo que estuviéramos creyendo como final, ¿es un principio?

Si se pudiera detener: ¿A qué llamamos vida? ¿A qué llamamos muerte?

Siempre se dijo, siempre se escuchó, que hay que vivir como si fuera el último día de tu vida. Por qué, entonces, ¿no vivimos como si fuera el primer día de nuestras muertes?


Miradas.

Escrito por sindartecuenta 07-05-2018 en 2017. Comentarios (0)

Y aprendí a quedarme en tu mirada

porque entendí que te veo con el alma.

"Sólo se ve bien con el corazón,

lo esencial es invisible a los ojos".

Y yo te digo: 

Si mis ojos nunca hubieran

conocido tu rostro,

si por alguna razón

fuera ciega ante tus ojos,

igual te encontraría

porque tu alma es la que brilla.

Y no me malinterpretes,

sos también hermosa por fuera.

Pero sin dudarlo: tu esencia es la que (me) llena.

No te daría mis ojos para que 

veas cómo te veo,

te entregaría mi vida para que

sepas cómo te siento,

porque mis ojos se cierran y está todo negro

sin embargo tu presencia logra prender sentimientos.